Capturan en Río de Janeiro a uno de los narcos más buscados

RIO DE JANEIRO (AP) — La policía en Río de Janeiro capturó el miércoles a uno de los capos del narcotráfico más buscados, en uno de los escasos éxitos obtenidos por las autoridades en su intento por contener la violencia creciente en la ciudad que fue sede de los Juegos Olímpicos.

La captura de Rogerio Avelino da Silva fue producto de una operación en el norte de la ciudad con la participación de casi 3.000 efectivos policiales y militares enviados a estabilizar zonas conflictivas.

Da Silva fue encontrado bajo las cobijas de una cama en la favela de Arará. Se informó que dos guardaespaldas huyeron al arribar la policía. Da Silva se identificó con un nombre falso y dijo ser primo de la dueña de casa, dijo la policía.

“Desde hace 10 años causa problemas en Río de Janeiro”, dijo el secretario de Seguridad estatal Roberto Sa.
El narco, conocido como “Rogerio 157”, está acusado de homicidio, tráfico y extorsión, entre otros delitos. Había una recompensa de 16.000 dólares para quien brindara información que condujera a su arresto y su foto circulaba por todos los medios.

En los últimos meses se habían realizado operativos para aprehenderlo que obligaron a acordonar partes de la ciudad y a veces provocaron tiroteos.

Da Silva conducía operaciones de narcotráfico en la favela Rocinha, una de las más grandes de Brasil. En agosto y septiembre se produjeron tiroteos entre seguidores de da Silva y un ex capo de Rocinha que se encuentra en la cárcel. Las autoridades desplegaron a la policía militar y soldados para estabilizar la zona.

Horas después de la captura, aparecieron fotos de da Silva esposado y rodeado de agentes en las redes sociales. En una selfie, una agente y da Silva aparecen sonrientes. Las autoridades dijeron que castigarían esa clase de conducta.

“La gente no debería ‘glamorizar’ a un criminal”, dijo Sa, y añadió que la captura probablemente provocó euforia en la policía.