Vaticano adelanta investigación a obispo argentino

BUENOS AIRES, Argentina (AP) — El Vaticano está adelantando la investigación de un obispo argentino allegado al papa Francisco que ha sido señalado de conducta indebida con seminaristas y abuso sexual.

En una declaración publicada el 5 de febrero en su página de Facebook, la diócesis de Orán, en la provincia norteña de Salta, dijo que la Congregación para los Obispos en la Santa Sede había confiado al arzobispo de Tucumán, Carlos Alberto Sánchez, la siguiente fase de las acusaciones contra el obispo Gustavo Zanchetta.

El hecho es significativo porque indica que la investigación preliminar realizada por la diócesis de Orán y enviada al Vaticano fue considerada lo suficientemente creíble para merecer una mayor investigación por una parte externa.

La Associated Press informó el mes pasado que el Vaticano recibió denuncias de conducta inapropiada por parte de Zanchetta en 2015 y nuevamente en 2017, con informes de un antiguo vicario general y rector del seminario.

Zanchetta renunció súbitamente el 1 de agosto de 2017, pero en diciembre fue designado para el segundo puesto jerárquico en la gerencia financiera del Vaticano, la APSA. La Santa Sede insiste en que no existían acusaciones de abuso sexual en su contra cuando lo nombraron al puesto.

El vocero del Vaticano, Alessandro Gisotti, reiteró a fines de enero que la Santa Sede recibió las primeras denuncias de abuso sexual contra el prelado hace pocos meses.

El exsegundo de Zanchetta, el padre Juan José Manzano, había dicho anteriormente a la AP que había enviado información al Vaticano acerca de la presunta conducta sexual indebida del obispo, la que habría incluido tomarse fotos desnudo y denuncias de acoso a seminaristas adultos.

Manzano dijo a la AP que los informes no constituían acusaciones canónicas formales de abuso sexual, sino que eran denuncias sobre conductas que él y otro exvicario general y rector del seminario en Orán consideraron lo suficientemente importantes para elevarlas al Vaticano.

Dijo que en su opinión no hubo encubrimiento y que consideraba a Francisco víctima de la “manipulación” de Zanchetta.

Gisotti no aludió en forma alguna a los informes de Manzano.

En una declaración el 4 de enero, Gisotti dijo que Zanchetta era objeto de una investigación preliminar por presunto abuso sexual, pero dijo que las acusaciones databan de fines de 2018. Dijo que Zanchetta había renunciado debido sus relaciones tensas y difíciles con el clero de Orán y su incapacidad para mandarlo.

Añadió que el actual obispo de Orán estaba reuniendo testimonios que aún no había enviado al Vaticano y que Zanchetta dejaría de trabajar durante la investigación preliminar.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: